El Yoga, resfriados y gripe

Posted By Silvia Jaén on Ene 27, 2015 | 0 comments


Durante estas últimas semanas, tanto en las clases de Yoga como en mi entorno familiar, el resfriado y en algunos casos la tan temida gripe, han dicho ¡aquí estoy! Incluso, caminando por la calle o en el transporte público es habitual escuchar estornudos y tos, casi continuamente.

Bueno, pues para todos ellos y para vosotros también, tengo una buena noticia y es que la práctica de Yoga puede ayudar a combatir estos molestos e incómodos síntomas, disminuirlos gradualmente y, algo más importante, ayudar a prevenirlos antes de que lleguen.   

foto-01Como muchos sabéis, el Yoga cuando se practica de forma regular y constante, proporciona infinidad de beneficios para nuestro cuerpo, mente y espíritu. Refuerza y equilibra nuestro sistema inmunológico y esto hace que nos sintamos fuertes y llenos de  vitalidad ante cualquier ataque, virus o adversidad.

Si ahora mismo alguno de vosotros se siente un poco cansado, con la energía algo baja, tiene congestión nasal y dolor en la garganta o en el pecho, quizás os interesen los siguientes consejos:

  • Practicar Yoga, de forma suave, escuchando siempre el ritmo y lenguaje del cuerpo.

  • Cuando sientas malestar general, en algunas posturas, puedes utilizar mantas para facilitar la práctica.

  • Incorpora algunas asanas restaurativas como Balasana, Supta baddha konasana o Viparita Karani.

  • Realiza posturas que inviten a abrir el pecho para estimular el Timo (la glándula de la felicidad y energía vital) y que, al mismo tiempo, favorezcan la respiración como Matsyasana, Bhujangasana o Setu bhandasana.

  • Prueba con Adho Mukha Svanasana para reducir tu congestión nasal y aliviar el dolor de cabeza.

  • Si te cuesta mucho respirar y se resienten tus pulmones, practica extensiones o flexiones posteriores como la Esfinge o Ustrasana.

  • Refuerza tu sistema inmunológico a través de posturas invertidas como Sarvangasana o Sirsana y también con alguna flexión hacia delante como Uttanasana. Todas ellas te regalarán infinidad de beneficios.

  • En cualquier momento del día, prueba a hacer Nadi Sodhana Pranayama. Una sencilla práctica de respiración alterna que facilitará la entrada y salida de aire, calmará el sistema nervioso y te proporcionará una profunda sensación de bienestar y relajación.

  • Busca pequeños espacios para descansar y aquietar tu mente.

  • Pon atención en la alimentos que consumes, a diario.

  • Acompaña el día con una infusión bien caliente de jengibre, miel y limón. Un remedio natural, por excelencia, para enfriamientos, resfriados y gripes.

  • Mímate mucho.

Termino con estas sabias palabras de uno de mis queridos maestros,

“El cuerpo es tu templo. Manténlo puro y limpio para que el alma viva en él” B.K.S Iyengar

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Nuestra web utiliza cookies para asegurarte una mejor experiencia. Si continúas navegando estás dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies info cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies