Yoga durante el verano

Escrito By on Jun 25, 2015 | 2 comments


Casi en un abrir y cerrar de ojos, hemos entrado en el verano o mejor dicho, la poderosa energía del verano ya se deja sentir dentro de nosotros y nosotras. Es la estación de la luz y el calor. Es tiempo de salir, de viajar, de tomar el sol, de remojarse, de disminuir y aflojar el ritmo laboral y, como no, de buscar momentos de reposo, relax y descanso.

Para el Ayurveda, la medicinal tradicional de la India, existen 3 doshas, 3 principios que rigen, actúan e influyen en toda la naturaleza, incluido el ser humano. Estos son Vata, Pitta y Kapha. Y cuando estos 3 elementos se encuentran en equilibrio nuestro cuerpo, mente y emociones se encuentran en armonía también.

En el verano aumenta la temperatura y el calor y, por tanto, Pitta (relacionada con nuestro fuego interno) crece y aumenta. Hay tanta energía que a veces se dispersa y aunque la tendencia natural del organismo sea apaciguar este fuego interior (agni) debemos  ayudarle a mantenerse fresco cuidando nuestros hábitos diarios.

Por ello, hay que poner atención en lo que pensamos, en cómo actuamos, en lo que sentimos pero también en la alimentación, las horas de sueños y, por supuesto, en nuestra práctica de Yoga combinando siempre asanas, meditación, pranayama y una buena relajación.
El calor a veces puede volvernos algo perezosos o espesos mentalmente hablando pero es importante no abandonar la practica sino adaptarla según nuestras necesidades y cómo nos  encontremos anímicamente y mentalmente, en cada momento. Tanto el cuerpo como la mente necesitan seguir fortaleciéndose y purificándose, constantemente aunque sin llegar a agotarse.

Consejos para la práctica yóguica durante el verano:

 icon-sun-o Bebe mucha agua. Una buena hidratación es fundamental, antes, durante y después de la práctica. De esta manera ayudamos a los tejidos corporales, articulaciones y órganos a estar hidratados y además evitamos los dolores de cabeza, frecuentes en verano.

  Intenta evitar las horas principales del día para esquivar el calor y practica en las horas más agradables y frescas: primera hora de la mañana o última hora de la tarde.

  Prueba a sustituir Surya Namaskar (Saludo al Sol) por (Chandra Namaskar) el Saludo a la Luna.

  Es importante elegir asanas y posturas de yoga suaves y realizarlas pausada y conscientemente para reducir la temperatura corporal, favorecer la circulación y trabajar la musculatura sin demasiado esfuerzo.

  En verano suele haber cierta dispersión y falta de concentración. Por tanto, dedica varios minutos al día para meditar.

  El sistema nervioso trabaja intensamente durante esta época para mantener el equilibrio en nuestro organismo. Realizando pranayamas calmarás el sistema nervioso y al mismo tiempo, disfrutarás más de tu respiración. Ejemplo, Sitali Pranayama conocido como “la respiración refrescante”.

  Siempre que te sea posible, acaba con una relajación en Savasana ya que te ayudará a bajar la temperatura corporal y relajar tu cuerpo profundamente.

  Cuida tu alimentación, aprovecha la gran variedad de frutas y verduras de temporada que nos ofrecen estos meses.

  Si te encuentras cerca del mar, de un río o de un lago aprovecha la energía purificante y relajante del agua tanto para darte un baño como practicar cerca de ella.

  La Vitamina D que nos proporcionan los rayos solares es muy necesaria pero al mismo tiempo hay que vigilar mucho nuestra exposición excesiva al sol.

  No dejes de escucharte. Si tu cuerpo y mente te piden parar, disminuye la actividad.

  Vive cada momento con entrega, fluidez y vitalidad.

La mayoría aprovechamos una parte del verano para descansar, recuperar todo la energía que hemos entregado y utilizado durante el resto del año y para llenarnos de creatividad, ilusión e inspiración de cara a la vuelta al trabajo.

En mi caso personal, este año tengo la suerte de poder volver a la India, a la cuna del Yoga. Si ya de por sí un viaje a India siempre es especial y diferente, en esta ocasión tendré la suerte de ir acompañada de mis alumnos, de buenos amigos y además de mi familia. Y me siento afortunada, agradecida y feliz. ¡No podrías ser de otra manera!

Queridos amigos y amigas, sean cuales sean vuestros planes veraniegos, espero y deseo que los viváis de una forma plena y consciente. ¡¡Buen verano!!

Om Shanti….

Silvia Jaén

 

 

“El yoga es transformador. No sólo cambia nuestra forma de ver las cosas, sino que transforma a la persona que ve.” B.K.S Iyengar

2 Comentarios

  1. Hola Silvia, muy afortunado este blog. Hoy justo me encontraba muy hinchada, piernas..y he ido antes a clase para hacer algo de invertidas suaves. he estado a 90º y en viparita karani para descongestionar las piernas, que luego como estoy tantas horas sentada sufren mucho el estancamiento de la circulación.
    El saludo a la luna no sé cual es pero lo buscaré.
    Un beso muy fuerte y sigue con tu recuperación.
    Namasté!!!

    Post a Reply
    • Hola Mariam
      Si es lo mejor que se puede hacer con este tiempo…. Invertidas y posturas que no supongan un gran esfuerzo.me alegro que te sirva :))
      La recuperación esta siendo muy buena.
      Muchas gracias por estar pendiente :))

      Un beso muy grande

      Post a Reply

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Nuestra web utiliza cookies para asegurarte una mejor experiencia. Si continúas navegando estás dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies info cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies